El planeta

Agua

El agua es esencial para las instalaciones de producción y operación de International Paper en todo el mundo, pero sabemos que su valor es muy superior al de su uso en la fabricación de papel.

La reducción de nuestra huella hídrica, especialmente en cuencas estratégicas, es importante para International Paper y nuestra agenda de  sustentabilidad. Por ese motivo, hemos fijado objetivos para trazar un mapa de nuestro uso del agua y valorar las oportunidades de ajustar nuestro consumo de agua según las reservas locales, así como de mejorar la calidad del agua que devolvemos al medio ambiente local. 

El agua es un elemento básico de nuestro proceso de fabricación. De hecho, no podríamos fabricar nuestros productos sin ella. Aproximadamente el 93% del agua que utilizamos en nuestros procesos vuelve al medio acuático después de su tratamiento. Una gran cantidad del 7% restante vuelve al medio ambiente a través de la evaporación. 

Hemos analizado nuestro riesgo hídrico mediante la elaboración de mapas de riesgo para cada una de nuestras instalaciones. En este análisis se tuvieron en cuenta cuatro factores: la herramienta de elaboración de mapas de riesgos del World Resources Institute, el riesgo percibido a nivel regional y de la comunidad, el riesgo de la producción y la concienciación de los clientes. El análisis dio como resultado una puntuación combinada para cada fábrica. Estamos utilizando esta clasificación para concentrarnos en las fábricas con el riesgo más elevado e identificar proyectos para la reducción del riesgo hídrico. Este análisis y la clasificación marcan el camino hacia la consecución de nuestro objetivo de elaborar planes específicos a cada fábrica para el 2015. Seguiremos identificando oportunidades de conservación de agua y riesgos.

Calidad del agua y monitoreo (o Calidad y Control del Agua)

Las operaciones de tratamiento de aguas residuales en nuestras papeleras integradas se enfrentan a retos singulares relacionados tanto con la magnitud de nuestras operaciones como con las limitaciones de cada fábrica.  Esto significa que, a menudo, es mejor concentrarse en la reducción de las pérdidas de materiales en los procesos, lo que disminuye la cantidad de sustancias que merman el volumen de oxígeno y que deben someterse a tratamiento. Nuestros sistemas actuales de tratamiento de aguas residuales funcionan con unos niveles altos de eficiencia en la eliminación. Para alcanzar estos resultados son necesarias inversiones importantes tanto en los controles de los procesos como en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales.

Actualmente nos encontramos un 12% por debajo del nivel de nuestra línea de base  del 2010, pero los equipos de nuestras fábricas siguen esforzándose para reducir las pérdidas de proceso que llegan a nuestros sistemas de tratamiento de aguas residuales a fin de disminuir la cantidad de sustancias que merman el volumen de oxígeno y lograr ahorros de costos. Nuestras instalaciones de producción siguen compartiendo las mejores prácticas en materia de aguas residuales.

spacer